Oficina en casa. Primer paso: Delimitar el Territorio

Lo primero que hemos de hacer, al valorar la posibilidad de establecer la oficina en casa, ya sea como asalariado, consultor externo, o como autónomo, es eliminar los tabúes y educarnos a nosotros mismos y a nuestro entorno, ya que es un cambio de rutinas importante.

Antes de empezar, si es posible, hay que acondicionar un lugar en casa: tener un espacio propio, un despacho, un rincón,… (Ikea es un recurso ideal para eso) y evitar en lo posible compartirlo para otros usos, y/o tener que desmontarlo al final del día. Eso nos permitirá, tanto a nosotros como nuestro entorno familiar, marcar la zona del trabajo sobre la que no se puede interferir: donde hay que estar centrado sólo en eso, en el trabajo.

Si es posible, dispondremos también de una línea telefónica independiente de la del hogar, para evitar interferencias en ambos sentidos. Ese teléfono será únicamente de uso profesional, nadie más en casa deberá utilizarlo, y se atenderá en horario de oficina. Para llamadas a horarios excepcionales está el teléfono móvil. Profundizaremos más adelante en los recursos de los que la empresa nos deberá proveer.

Es importante marcarse un horario, pero eso sí, utilizando las ventajas de este sistema. Ya no hay atascos diarios, ni agobios en autobús o el metro, y hay muchas menos interrupciones externas, así que vamos a ganar mucho tiempo, y hemos de aprender luego a disfrutarlo.

Lo ideal es iniciar la jornada en cuanto la familia ha salido de casa, y terminarla antes de que vuelvan. Con la ventaja que nos da el no tener que desplazarnos, es posible lograrlo la mayoría de los casos.

Sobre todo al principio, hasta que se ha cogido rodaje, es fundamental ser muy estricto con nosotros mismos, y muy ordenado con los tiempos. Así, inicialmente seguiremos la rutina de las mañanas de cualquier persona que va a la oficina (café, ducha,…) y vamos a evitar cualquier distracción externa durante lo que definamos como horario de trabajo como hacer recados,… por dos razones fundamentales:

1.- establecer correctamente nuestra rutina
2.- que nuestro entorno no nos vea como ” ya que estás en casa…”, sino que tenemos un trabajo como cualquier otro.

Con el tiempo, iremos cogiendo flexibilidad en este sentido, y ¡disfrutaremos plenamente de ella! En unos días comentaremos más al respecto.

La familia, los hijos, … tenderán a olvidar que estamos trabajando al vernos en casa, y hay que aprender a marcar los límites, reeducarles. Algunos trucos como cerrar las puerta, poner un cartel indicativo en la mesa, etc, …nos ayudarán a conseguir este objetivo.

Ahora bien, por otra parte, organizaremos nuestro tiempo de forma inteligente: las llamadas a la oficina central, conferencias, diálogos con clientes, debemos hacerlos en lo posible durante el período de tiempo en que estamos solos en casa.

Pero si a las 18h aún estamos trabajando, llama un cliente, y los niños han llegado de la escuela, no pasa nada. Cada vez es más corriente la conciliación de vida personal y laboral, y no hemos de olvidar que nos van a valorar por nuestra eficiencia no por nuestro horario. Si la discusión va a ser compleja, la emplazaremos a otro momento: un ” en este instante no te puedo atender como la situación lo merece, te llamo mañana sin falta a las 9.00 horas” lo entiende todo el mundo.

Una tendencia generalizada, sobre todo las mujeres, el sentirse culpables si algo de la casa no está perfecto ya que llevamos en ella todo el día. El truco consiste en no variar el listón personal de cuando trabajábamos fuera de casa: si no queda fruta en la nevera, de postre tendremos yoghurt, y si no hay pan, la cena ese día resultará más ligera. Con el tiempo, una vez nos hayamos habituado a este nuevo estilo de trabajo, ya le sacaremos partido a la flexibilidad que nos aporta.

Muchos hombres suelen temer trabajar desde casa ya que necesitan desplazarse físicamente, necesitan tener un lugar llamado Oficina, y no asocian la casa con el trabajo. Además de los trucos aquí expuestos, que nos van a ayudar a delimitar nuestro espacio de trabajo, una organización inteligente del tiempo puede ayudar. Trataremos de eso en el siguiente Post.

Anuncios

Acerca de martaorozco

I am Marta M.-Orozco, Industrial engineer, working in technical sales for about 15 years.
Esta entrada fue publicada en Business, día de la oficina en casa, empresa, Home Office, Oficina en casa, recursos humanos, telecommuting, teletrabajar, teletrabajo, Trabajar desde casa, trabajo, trabajo flexible, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Oficina en casa. Primer paso: Delimitar el Territorio

  1. Pingback: Teletrabajo, herramienta para emprendedores | Oficina en casa

  2. Pingback: Cómo organiza su tiempo un teletrabajador; su día a día | Oficina en casa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s